fbpx

Dejar de pensar de más volviendo la energía hacia ti mismo

Nuestra cabeza explota por una sencilla razón. ¡¡Está sobrecargada!!.

Esa sobrecarga energética debe salir por algún lado, de ahí la sensación de embotamiento, visión nublada, dificultades para pensar correctamente, los pensamientos negativos constantes, etc.

Cuando la energía es demasiada, la mente reptil la interpreta como peligrosa, y dispara el circuito de pánico. Lo cual no hace más que desempolvar un viejo circuito el cual se usó en algún momento, cuando vivíamos en las cavernas, y estábamos en grupo.

Una buena sugerencia es dejar de colocar energía en otros, tengan el nombre que quieran, y volver a traerlo a tu vida. A ti mismo. Volver a estar en conjunto contigo mismo.

En las enfermedades físicas es un proceso normal y habitual, en las emocionales, no necesariamente. Tenemos que volver a traer esa energía dejada en cosas del pasado, personas las cuales poco aportan en tu vida, momentos dramáticos los cuales pasaron hace años y poco ayudan, amigos los cuales se ven una vez al año con viento a popa. En fin todo aquello que has dejado impreso de ti y ya no aporta nada….déjalo ir tranquilamente. Solo déjalo. ¡No aporta!.

¡Hoy el que importa eres tú!. ¡Nadie más!. Y eso significa centrarte en ti y tus necesidades.

Los demás tomarán sus caminos, harán sus elecciones. Tu haz las tuyas. Con tranquilidad en el alma y serenidad en el pensamiento. ¡¡Tu lo mereces!!.

Comparte la información

Deja un comentario

Comentarios recientes

    Categorías