fbpx

Las características personales para salir de la Ansiedad: ¡COMPASIÓN!

En Facultad de Psicología, un profesor en una clase proclamó: «La compasión es siempre para el otro». Yo me quedé absorto con esa frase. Me parecía totalmente equivocada de una punta a punta. Un poco curioso, empiezo a ver las caras de mis compañeros. ¡Todos mirando al profesor!.

Mi cabeza empezó a correr cada vez más rápido. ¿Estaré equivocado?. ¿Será cierto lo mencionado?. ¿En qué se basa?. Siempre me quedé con esa pregunta. Hablé con varios compañeros y les pareció extraña la afirmación. Algún otro equivocada.

En los primeros casos llegados al consultorio me dieron la respuesta. ¡Era así!. En los trastornos la compasión es para el otro. ¡Siempre!

En general la compasión es ese sentimiento de empatía, junto a un pequeño cariño. Muchas veces, para el otro. Aunque no se conozca demasiado a ese otro.

La compasión es el escudo primero, para con uno mismo, luego con el otro. En la Ansiedad la energía se deslija del cuerpo. Ante lo cual va mucho hacia las otras personas y poco hacia uno mismo. De ahí la sobrevaloración, el cariño excesivo, rayando en codependencia, hacia las otras personas.

Como dice el viejo refrán: «La caridad empieza por casa». Con la compasión debe pasar lo mismo. La forma en como tu trabajas con la compasión propia es el reflejo de como tu te ves, y por consiguiente, como te tratas. Siguiendo el dicho… empezar por casa con el amor, el cariño, el respeto, la autovaloración, ser tu mejor amigo, y el más benevolente de tus enemigos.

Todos desafíos para las personas con Ansiedad. Lo importante son los desafíos hacia una nueva forma de vincularte contigo mismo, desde lo más profundo de ti. Desde el cariño, respeto y amor más profundo que cada uno debe tener para consigo mismo.

Comparte la información

Deja un comentario

Comentarios recientes

    Categorías